Atrás

Matinsa inicia las obras de renaturalización del rio Manzanares entre el puente de los franceses y el puente de la Reina Victoria (Madrid)

08/09/2017

Matinsa inicia las obras de renaturalización del rio Manzanares entre el puente de los franceses y el puente de la Reina Victoria (Madrid)

El pasado mes de agosto, Matinsa comenzó las obras de ejecución de la renaturalización del río Manzanares (fase I) que promueve el Ayuntamiento de Madrid. Dichas obras fueron adjudicadas en el mes de julio de 2017 y cuentan con un importe de adjudicación de 628.502,73 euros y un plazo de 33 meses, de los cuales 9 serán de ejecución y 24 de mantenimiento.

Matinsa inicia las obras de renaturalización del rio Manzanares entre el puente de los franceses y el puente de la Reina Victoria (Madrid)

El actual proyecto es una respuesta a la necesidad de una mejora ecológica y paisajística del río Manzanares, que se plasma en la serie de propuestas del "Plan de naturalización y restauración ambiental del río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid".

Con la ejecución del proyecto, el Ayuntamiento de Madrid y Matinsa pretenden favorecer el componente natural de un curso fluvial intraurbano, reduciendo, en lo posible, los elementos artificiales y potenciando una composición autóctona de especies de galería riparia. El objeto del contrato es la realización de una serie de propuestas que suponen una mejora de los ecosistemas ribereños y de la conectividad lateral del cauce con sus riberas, así como una recuperación de los elementos y estructuras paisajísticas originales, y así realizar un papel vertebrador de la ciudad de Madrid al tramo fluvial urbano del río Manzanares.

El tramo del río Manzanares objeto de la naturalización por parte de Matinsa se localiza en su tramo medio, y recorre el casco urbano de la Villa de Madrid por su sector occidental. Se encuentra en el distrito Moncloa-Aravaca, concretamente en el barrio de la Casa de Campo. El tramo queda delimitado aguas arriba por el puente sobre el río Manzanares del ramal de la M-30 de conexión con la carretera de Castilla (M-500), y aguas abajo por el puente de la Reina Victoria. La longitud total del tramo es de 1.315 m.

Actuaciones a realizar

Limpieza general de las márgenes y cauce del río, desbroce de la vegetación herbácea ruderal que ocupa gran parte del área de actuación, previamente al aporte de la tierra vegetal sobre la escollera. Con carácter previo al movimiento de tierras, será preciso proceder a la tala y destoconado de varios árboles que ocupan estos lugares.

Desmonte de la escollera

Posteriormente, se procederá al desmonte del relleno artificial existente del trasdós del talud del cauce desde la mencionada cota hasta su coronación actual.  La revegetación se ha diseñado tanto con herbáceas como con leñosas de pequeño y mediano tamaño.

Una vez concluidas las actuaciones mencionadas, se colocará una barandilla a lo largo de todo el tramo de actuación, tanto por motivos de seguridad para evitar caídas, como para delimitar la propia margen del espacio peatonal y de ocio ciudadano limítrofe, con el objeto de delimitar claramente el área de carácter urbano del área fluvial.

Igualmente se procederá a la demolición del embarcadero existente, así como la eliminación de los puestos de pesca existentes. También se procederá a la colocación de una reja de desbaste en la salida del estanque de tormentas de San Bernardino I, para mejorar las labores de mantenimiento y limpieza y evitar el aporte de residuos al rio.